A Cuba y China las une la aspiración de construir el socialismo con características propias

Roberto Morales Ojeda transmitió el saludo de Raúl y de Miguel Díaz-Canel al V Seminario Teórico entre el Partido Comunista de Cuba y el Partido Comunista de China.

Compartir

Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización y Política de Cuadros del CC del PCC.
Roberto Morales Ojeda, secretario de Organización y Política de Cuadros del CC del PCC. (Foto: Granma)
Tomado de la edición digital del periódico Granma
250
25 Abril 2023

«Permítanme extenderles un fraternal saludo en nombre del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República de Cuba, compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y en especial, del líder de la Revolución Cubana, General de Ejército Raúl Castro Ruz», expresó el miembro del Buró Político y secretario de Organización del Partido Comunista de Cuba, Roberto Morales Ojeda, en su discurso inaugural en el V Seminario Teórico entre el Partido Comunista de Cuba y el Partido Comunista de China, que se celebra en Beijing.

Afirmó sentirse honrado con esta apertura de modo presencial, y en nombre de la delegación que lo acompaña, trasladó el más profundo agradecimiento por la calurosa bienvenida de los hermanos chinos y por la excelente organización del magno evento.

Aprovechó la ocasión para reiterarles «nuestras felicitaciones por la celebración exitosa del XX Congreso del Partido Comunista de China, evento de extraordinaria significación histórica para el Partido Comunista y el pueblo chino, cuyos resultados representan un nuevo impulso para el avance de todas las fuerzas progresistas a nivel mundial».

Al referirse a los estrechos vínculos entre las dos naciones enfatizó en que a Cuba y China las une la aspiración de construir el socialismo con características propias, como única vía para alcanzar una sociedad más justa que contemple al hombre como centro de su desarrollo social y económico. «Para ello —señaló—, el fluido diálogo partidista y el estudio e intercambio permanente de experiencias de acuerdo con las peculiaridades de cada país, son pilares esenciales de la sólida confianza mutua existente».

Recordó la visita en 2022 del compañero Díaz-Canel a la hermana nación asiática cuando dijo que «tal como refrendamos en la Declaración Conjunta entre la República Popular China y la República de Cuba sobre la Profundización de las Relaciones Binacionales en la Nueva Era, adoptada durante la visita oficial realizada por nuestro Primer Secretario a China el pasado mes de noviembre, “las relaciones chino-cubanas se han convertido en un ejemplo de la solidaridad y cooperación entre países socialistas; así como del sincero apoyo mutuo entre países en vías de desarrollo”».

Sobre este V Seminario Teórico entre ambos partidos, sostuvo que los temas que se abordarán, mediante un debate franco y abierto, «tributarán a la profundización del conocimiento mutuo y al fortalecimiento de la causa socialista en ambos países. El desarrollo de nuestras economías, el trabajo político ideológico y el papel de la juventud en la continuidad de nuestro legado socialista, representan hoy prioridades de trabajo común en la construcción del socialismo con características propias».

Destacó que «estamos confiados que el Partido Comunista de China, bajo la guía del pensamiento y dirección de su secretario general, Xi Jinping, seguirá uniendo y conduciendo al pueblo chino en la culminación de la construcción integral de un país socialista moderno, en la salvaguarda de la soberanía, la independencia, la unidad nacional y en la consolidación de China como un actor clave para la estabilidad y el equilibrio a nivel mundial».

En torno al ejemplo de la organización partidista china, Morales Ojeda acentuó que «los éxitos alcanzados por China en su desarrollo, bajo el liderazgo de su Partido Comunista y la certera dirección del compañero y entrañable amigo, Xi Jinping, son y seguirán siendo un importante referente en nuestro trabajo. Como bien reflejara en sus palabras nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, los comunistas chinos han sabido obrar milagros bajo la invariable defensa de los principios socialistas».

Al abordar la situación en Cuba y los retos de la Revolución Cubana, el secretario de Organización aseguró que, «en medio de las adversidades y de un bloqueo recrudecido, nuestro pueblo continúa resistiendo y defendiendo su derecho de existir como nación soberana, independiente y socialista». Añadió que la actualización del Modelo de Desarrollo Socialista Cubano tiene ante sí desafíos que demandan la adecuada articulación de las acciones en las direcciones socioeconómica, organizativa, jurídica y política ideológica.

«Desarrollar nuestra economía, diversificarla y conectarla con la economía internacional resulta cada vez más un objetivo imperante. En este ámbito, resulta fundamental para Cuba contar con el apoyo sistemático de China, país donde el Partido Comunista ha desarrollado con éxito un proceso de Reforma y Apertura que ha arrojado visibles beneficios para su pueblo», precisó.

Al respecto, puntualizó que valoramos que existen disímiles potencialidades aún aprovechables por ambos países en el ámbito económico y comercial; con base en la amplia complementariedad de nuestras economías y el excelente entorno político en que se desarrollan nuestros vínculos.

Seminario teórico del Partido Comunista de China.
(Foto: Granma)

En ese sentido Morales resaltó, en presencia del Li Shulei, miembro del Buró Político y del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de China y jefe de su Departamento de Publicidad, que «el papel dirigente de nuestros Partidos constituye el componente esencial en las relaciones bilaterales, ello debe contribuir de forma determinante a la implementación de los consensos alcanzados por nuestros máximos dirigentes. El permanente diálogo, la confianza mutua y la cooperación en todas las esferas, incluida la concertación y el apoyo en los foros regionales e internacionales, han sido y deberán continuar siendo piedra angular de nuestros vínculos».

Agradeció el voto incondicional e invariable de China a favor de la resolución cubana contra el bloqueo, y «reiteramos, una vez más, nuestra posición consistente de respaldo al principio de «Una Sola China» y de rechazo a cualquier intento de injerencia en sus asuntos internos», y agregó que «la responsabilidad de hacer del mundo un lugar más seguro, inclusivo, próspero y sostenible requiere de nuestra contribución. Solo unidos en la defensa por garantizar la irreversibilidad del socialismo, con independencia y soberanía, y sin que nadie pueda frustrar nuestras metas, alcanzaremos este propósito».

En torno a los principios que rigen a ambos partidos, Morales Ojeda aseguró que «los comunistas chinos y cubanos nunca olvidaremos la misión fundadora de nuestros Partidos y seremos fieles a las historias de lucha de nuestros pueblos».

Deseó éxitos en la celebración de este V Seminario Teórico que, «además de aportar al modelo de desarrollo de ambos países, ratifica la inquebrantable y duradera amistad y confianza que nos une», concluyó. 

Comentar