Primeras planas

El complejo escenario competitivo impone tiempos insuficientes para el descanso y la recuperación. Los cinco aros se juntan.  París 2024 se acerca.

Compartir

Simone Biles, gimnasta estadounidense.
Simone Biles regresó triunfadora a las competencias y sueña con integrar la selección olímpica de Estados Unidos.  (Foto: Tomada de Internet)
Niurys Castillo Hernández
Niurys Castillo Hernández
839
13 Septiembre 2023

En los últimos meses las olas de calor rompieron con varios récords en los termómetros globales. Las altas temperaturas llegan a límites impensables, y los grados Celsius provocan estragos en las primeras planas deportivas. A nivel internacional, los emporios mediáticos son el eco de los acontecimientos en el césped, la pista y los tabloncillos.

El calor aumenta con los titulares de las secciones de deportes. Desde el gol de Lionel Messi en el primer partido de fecha FIFA contra Ecuador ─con el que la albiceleste ganó el encuentro 1-0─, hasta la recuperación del puesto de Yelena Isinbáyeva en el Comité Olímpico Internacional (COI), luego de que se declarase en favor de la paz, negando su apoyo a la guerra ruso-ucraniana, y sufrir fuerte sanciones por parte Rusia, las temáticas del universo atlético son una causa de consternación constante.

Cada evento genera un nuevo contenido; cada historia, un protagonista inédito. Así, la lucha por los lugares meritorios empieza a romper sus propios esquemas. Quienes son dueños y señores del primer puesto ven, desde entonces, posibles contrincantes al duelo final. ¿Será que el ciclo olímpico ha reservado las mejores marcas para el cierre de su trayectoria competitiva?

Durante el verano España y Alemania alzaron la copa mundial en fútbol femenino y baloncesto masculino, respectivamente, aunque lo inédito de ambos sucesos dio paso al sensacionalismo de un beso robado y el cuarto escaño de quienes cumplían los requisitos para ser los mejores (Estados Unidos). Todo indica que lo inesperado puede llegar a suceder.

Carlos Alcaraz, tenista español.
La victoria de Carlos Alcaraz en el Torneo de Wimbledon también da fe del paso arrasador de los jóvenes hacia Paris 2024. (Foto: Tomada de Internet)

Septiembre trajo otra historia para Europa. Al parecer, los gladiadores establecen ciertos límites en su calendario para poder reservarse a la cita de París 2024. La noticia llega desde el US Open, cuando el tenista Carlos Alcaraz decidió retirarse de la Selección Española de tenis que juega la Copa Davis en Valencia, entre el 12 y el 17 del mes en curso. Según refleja As.com, el murciano se despide de la arena competitiva tras la excesiva carga física y mental que le produjo la constante exigencia de la temporada.

«Me hacía ilusión jugar por España la Davis (…), pero tengo que escuchar a mi cuerpo después de una gira muy larga. Necesito parar y descansar, físicamente y mentalmente. El calendario es muy exigente, todavía queda mucha temporada, y ahora me toca recargar fuerzas», explicaba en su comunicado oficial por la ausencia al evento. Con solo 20 años, Carlos Alcaraz obtuvo la admiración de todos al vencer, el pasado 16 de julio, al serbio Novak Djokovic en la final del Torneo de Wimblendon, título que no sólo lo incluye en la lucha por el primer puesto del ranking, sino que le proclamó como el campeón más joven de los últimos 40 años.

El atletismo en Budapest dejó entreabierto un pasaje diferente a lo acostumbrado en campo y pista. Jamaica cedió su monarquía en la velocidad, etíopes y nigerianos encontraron rivales de lujo para las competiciones de fondo, y el triple salto hizo sudar a su reina absoluta. Con su cuarto oro mundial, la venezolana Yulimar Rojas borra su nombre de la lista al Panamericano de Santiago de Chile 2023. Prepararse para París 2024 constituye su meta en el salto. El descanso ocupa un espacio prioritario en su agenda.

Tras dos años de silencio, Tokyo 2020-2021 retoma titulares. Los problemas psicológicos y la enfermedad fueron controladas, indica la prensa local; es dueña absoluta de los movimientos de su cuerpo, acotan los mass media llamados a la entrevista. La dama de la gimnasia artística vuelve con la seguridad de los campeones, concluye Marca.

Simone Biles reclama el trono con golpe de autoridad. Las letras en rojo resumen otro récord histórico: su octava medalla en el Campeonato de Gimnasia de Estados Unidos es un hecho. NBC comparte la historia. La gimnasta, con 7 medallas en Juegos Olímpicos ─cuatro de oro, una de plata y dos de bronce─, no sólo vuelve a luchar por un lugar en el equipo nacional de Estados Unidos, sino que afirma que París 2024 es su próxima meta. Detrás quedan los miedos de una atleta brillante, capaz de romper con sus propias barreras.

Septiembre avanza, y en su andar aumenta los grados de temperatura. El calor deja huellas en los eventos de clasificación olímpica. La temporada toma matices desgastantes. El complejo escenario competitivo impone tiempos insuficientes para el descanso y la recuperación. Los cinco aros se juntan. La moda y el romance nos esperan. París 2024 se acerca.

Comentar

Pedro Nolasco

Jueves, 14 Septiembre 2023 10:33

Bonito artículo.
Suena como un recorrido espiritual y algo romántico sobre lo que va a pasar o puede pasar bajo los CINCO AROS. Uds los jóvenes tienen el derecho de pensar de esa manera.
Para los que peinamos canas (pocas en mi caso) queda la tristeza de recordar aquellos tiempos en que discutíamos en este Foro si las medallas de oro serían tantas o mascuantas. Ya no están Sotomayor, Ivan, Juantorena y tantos otros, que hicieron sonar el himno entodos los rincones del planeta. Pero allá vamos, con lo que hay, lo que tenemos. Y con un un cocullito de entusiasmo que alumbra y dice ¿quien sabe?.
Para