Vestidos de oro

Santiago 2023 parece un evento repleto de sorpresas. Los acontecimientos regalan momentos eléctricos e imposibles de predecir. Cada medalla arropa una historia de valentía y coraje, de talento innato, de esos que sólo brillan cuando el diamante está en bruto y comienza a pulirse.

Compartir

Medallas Santiago 2023
(Foto: Tomada de Internet)
Niurys Castillo Hernández
Niurys Castillo Hernández
264
02 Noviembre 2023

Santiago 2023 parece un evento repleto de sorpresas. Los acontecimientos regalan momentos eléctricos e imposibles de predecir. Cada medalla arropa una historia de valentía y coraje, de talento innato, de esos que sólo brillan cuando el diamante está en bruto y comienza a pulirse.

Sin ánimos de vanagloria conformista, la forma de apreciar la actualidad de nuestro deporte necesita un cambio de perspectiva. Acostumbrados al centenar de medallas y los primeros lugares, los más jóvenes crecimos añorando tiempos de élite.

Así, observamos un retroceso en la tabla de posiciones. De los tres primeros, los pronósticos ahora sitúan a Cuba entre los diez países de cabecera. Fieles a la autocrítica, en el resumen diario de la cita deportiva  buscamos lo sorprendente y, claro está, analizamos los lugares en los que no alcanzamos preseas. En este contexto, los XIX Juegos Panamericanos son un evento inédito.

Casi en el cierre de las actividades multideportivas, las sorpresas no dejan de sumar al medallero. Lo pronosticado quedó a un lado y aparecieron los grandes campeones. La historia de Cañabate se ganó un lugar en la mente colectiva. La fortaleza de su espíritu vistió de oro el sexto y séptimo lugar del trampolín e Idelannis Gómez probó que 21 años son suficientes para subir invictos al podio. Saidel Horta convenció a los nuestros de que la plata es el comienzo de un nuevo camino. El voli de playa instó a soñar en grande.

Jorge Luis Alayo y Noslen Díaz dieron medallas a Villa Clara. La provincia entraba en el selecto grupo de los que ostentan los primeros puestos. La plata parecía el tope de los representantes del centro del país. Tras el remate final, el punto 15 de los brasileños ponía la varilla alta, pero Santiago guardó las mejores emociones para el spring de la competencia.

El atletismo puso sobre la mesa una carta desconocida. Jamaica y Estados Unidos caerían en su dominio de las pistas. La nueva reina de la velocidad ya no viste sus estandartes. Habana 1991 regresa de los recuerdos guardados en el cajón.

Contra todo pronóstico, Yunisleydi García rompió la maldición de 32 años. En el Estadio Nacional Julio Martínez, la remediana detuvo los cronómetros  en 11.36 segundos y se coronaba en los 100 metros planos. La hazaña inmortalizó el viejo dicho de «Sí se puede».

Villa Clara se viste de oro y plata. La sorpresa llegó desde Remedios. En Chile, el naranja luce encantado.  La arena y las pistan incluyen nuevos nombres en la lista de campeones. La cita regional abre el trayecto hacia un nuevo ciclo competitivo.  Para los nuestros, este es sólo uno de esos electrizantes recomienzos.

Comentar