Sesionó I Taller Nacional de Retinopatía de la Prematuridad en Villa Clara

Todas las provincias cubanas participaron con sus experiencias en la modalidad virtual.

Compartir

Moderadores y participación virtual en la I Taller Nacional de Retinopatía de la Prematuridad.
Desde uno de los salones de la Universidad Médica los moderadores dieron vida al Taller Nacional de ROP, y las provincias cubanas participaron con sus experiencias en la modalidad virtual. (Foto: Ricardo R. González)
Ricardo R. González
Ricardo R. González
@riciber91
234
18 Noviembre 2023

Ningún niño aquejado de Retinopatía de la Prematuridad (ROP), sometido a tratamiento oportuno en Villa Clara, experimenta ceguera total, una feliz noticia que trascendió durante el I Taller Nacional para el abordaje de la afección efectuado, este viernes, bajo la modalidad virtual.

Dra Zoila Fariñas.
La interacción con el resto de los participantes en el evento que permite el intercambio de experiencias. La Dra. C. Zoila Fariñas Falcón llama la atención de los cuatro casos registrados de agosto hasta la fecha lo que constituye un reporte muy frecuente, y un quinto en la etapa de plena COVID-19. Todos con evolución satisfactoria.. (Foto: Ricardo R. González)

En el evento participaron la totalidad de las provincias al exponer sus resultados, emitir criterios e intercambiar en beneficio de la infancia, según precisó la Dra. Zoila Fariñas Falcón, especialista en Oftalmología y al frente del Programa de ROP en los predios desde hace más de dos décadas, quien recientemente obtuvo el título de Dra. en Ciencias.

Para la experta, Villa Clara es uno de los territorios que presenta menor tasa de ROP, «aunque en este último año se han reportado muchos niños con extremadamente bajo peso al nacer y pocas semanas de edad gestacional a la hora del nacimiento, lo que ha provocado una prematuridad severa que ronda entre las 27 semanas y los 900 gramos de peso, y ello abre las puertas a una ROP agresiva».

Resultado del tratamiento con Avastín.
Observe la marcada diferencia antes de aplicar tratamiento con Avastín y los resultados pasadas dos semanas. (Foto: Ricardo R. González)

Es notorio que en el actual año y en los últimos meses se han aplicado cuatro tratamientos con Avastín casi de manera consecutiva, ante una afección ocasionada por el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en la retina que de no atenderse de manera oportuna, induce a la pérdida total de la visión.

«Nunca antes habíamos tenido tantos casos de niños con ROP en solo un mes en lo que refiere a estadios severos, así sobresalen nuestros neonatólogos al lograr una supervivencia elevada», argumentó Fariñas Falcón.

Manifestación agresiva de la retinopatía de la prematuridad.
Muy abordada la ROP pero en su variante agresiva. (Foto: Ricardo R. González)

Y refiere que gracias al programa de detección precoz de ROP, a su equipo multidisciplinario, y a la interrelación estrecha con los especialistas en Neonatología aparece como uno de los mejores del Programa de Atención Materno-Infantil (PAMI) en estos momentos, a pesar de estar marcado por limitaciones de recursos e insumos pero sin detenerse ni en la etapa aguda de la pandemia.

Una visión global la ofrece la Dra. C. Zoila Fariñas al abordar el aumento del padecimiento, a tenor de los 150 millones de niños prematuros registrados, mientras que la tercera parte de ellos reside en Latinoamérica.

Mirada de un neonatólogo

La experiencia del Dr. Orlando Molina Hernández, con 32 años de desempeño como neonatólogo y 41 en el ejercicio médico, le permite afirmar que el programa de pesquisa de ROP se realiza en Villa Clara desde octubre de 2002 a fin de diagnosticar precozmente algunas de las manifestaciones clínicas del padecimiento e instaurar un tratamiento oportuno para evitar la ceguera, primera causa de la perdida de la visión en estos pacientes a nivel mundial.

«En los 21 años se han examinado 1345 recién nacidos que cumplían los criterios para someterse a la pesquisa, en tanto de las formas graves se han tratado, hasta el momento, 21 infantes desde el inicio del estudio con una incidencia (frecuencia) del 5,8 %. Ello traduce que la provincia presenta un indicador muy similar a la media de las naciones desarrolladas».

 Dr. Orlando Molina Hernández.
«En Cuba existen provincias con un indicador superior al de Villa Clara respecto a la ROP, sobre todo en la región oriental, pero nuestro comportamiento se sitúa en la media del país», refiere el Dr. Orlando Molina Hernández, experimentado neonatólogo del territorio. (Foto: Ricardo R. González)

También puntualizó que esa pesquisa reporta los diferentes grados de la enfermedad, algunos llevan tratamiento inminente y el resto admite otro momento.

A su modo de ver agrega la propia prematuridad, el uso exagerado de la oxigenoterapia en sus diferentes variantes, y aquellos neonatos que han requerido ventilación mecánica por tiempo prolongado.

«Existen, además, las localizadas en la administración de esteroides maternos, en la antibioterapia o aplicación de antibióticos por vía intravenosa para tratamientos a medio o largo plazo de determinadas afecciones, y el uso y abuso de los hemoderivados, entre otros».

—¿Cómo se manifiesta la incidencia de la prematuridad  en el contexto actual?

—Los indicadores no han sido tan impactantes como sí los nacimientos con menor edad gestacional, o lo que se traduce por debajo de las 30 semanas y con pesos cada vez inferiores.

«La prematuridad es considerada multifactorial; sin embargo, son evidentes las enfermedades asociadas al embarazo, sobre todo la enfermedad hipertensiva, junto a otros ejemplificados en la nutrición materna, el embarazo precoz, un parto prematuro anterior y en período menor de dos años aparece otra gestación».

El I Taller Nacional de ROP constituyó una de las vías para velar por la salud de la infancia como presupuesto necesario en todos los tiempos.

Comentar