El necesario camino de las energías renovables

Tanto La Criolla como Bermejal se suman a las aspiraciones del país de proceder, a corto plazo, al cambio de la matriz energética, con el empleo de las fuentes renovables de energía.

Compartir

Parque fotovoltaico de Santo Domingo, Villa Clara.
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Idalia Vázquez Zerquera
Idalia Vázquez Zerquera
@IdaliaVzquez
266
30 Marzo 2024

Tierras del municipio de Santo Domingo, cercanas a la comunidad Las Casimbas, dedicadas en otro momento al pastoreo, hoy exhiben un paisaje diferente, con la instalación del parque solar fotovoltaico La Criolla, cuyo equipamiento forma parte de una donación realizada a Cuba por la República Popular China.

En el nuevo emplazamiento, colindante con la Carretera Central, resulta habitual, por estos días, el ir y venir de brigadas procedentes de varias provincias del país, pertenecientes a la Empresa de Fuentes Renovables de Energía (Emfre) y la de Grupos Electrógenos y Servicios Eléctricos (Geysel), de conjunto con especialistas de la Unidad Empresarial de Base Tecnología de la Información y la Automática (ATI) y linieros del patio, empeñados en concluir la obra, para proceder a su conexión al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Un parque erigido en tiempo récord

Oscar Manuel Pérez Obregón (primero de izquierda a derecha) y Sergio Salazar Calero, trabajan sin descanso para sincronizar «La Criolla» al Sistema Eléctrico Nacional. (Foto: Ramón Barreras Valdés).

Los primeros trabajos comenzaron a fines del año pasado. Las labores se reiniciaron el 4 de enero del 2024, con el comienzo de la construcción de los pilotes, para dar paso al montaje de los 8480 paneles solares situados en el emplazamiento, a fin de convertir la luz solar en energía eléctrica, en momentos de máxima radiación, con el empleo de una novedosa tecnología. Ernesto Mora Álvarez, director nacional de Fotovoltaica de la Emfre, destacó los esfuerzos desplegados para poner a funcionar el emplazamiento, erigido en tiempo récord.

Ernesto Mora Álvarez, director nacional de Fotovoltaica de la Emfre, reconoció la labor de las brigadas para concluir el emplazamiento en el plazo fijado. (Foto: Ramón Barreras Valdés).

Ello demuestra la voluntad del Gobierno de cambiar la matriz energética de Cuba a más corto plazo. «Desde un comienzo el clima se ha comportado de manera favorable, a pesar de las características rocosas del terreno, lo cual obliga a redoblar los esfuerzo para avanzar en las conexiones soterradas.

Aun así, la obra progresa con rapidez», expresó. El ingeniero eléctrico Oscar Manuel Pérez Obregón, de la Emfre de Sancti Spíritus, se incorporó a fines de enero para apoyar a sus homólogos de Ciego de Ávila, Holguín, Camagüey y Villa Clara que laboran aquí, consciente de que urge avanzar en este tipo de proyecto para estabilizar el servicio eléctrico en el país, ahorrar el combustible fósil, y elevar la calidad de vida de los cubanos.

El santaclareño Sergio Salazar Calero, con once años de trabajo en la UEB Emfre de Villa Clara, con sede en Manicaragua, sobresale como uno de los especialistas más experimentados, tras participar en la ejecución de los parques solares fotovoltaico del Frigorífico de Santa Clara, los de Caguagua y dos en Quemado de Güines, y en otros emplazamientos construidos a lo largo del país.

Santiago Lara Silverio, de la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas a la Construcción, procede al replanteo a escala del terreno de lo que será el emplazamiento de Bermejal. (Foto: Ramón Barreras Valdés).

«La inversión no resulta compleja y si se hace con calidad, prácticamente no falla. Su aporte fundamental lo dará durante el día. El diésel que ahorraremos en el pico del mediodía, podrá desplazarse hacia las horas de máxima demanda nocturna. El uso de las energías renovables constituyen el futuro de Cuba».

El parque solar fotovoltaico La Criolla, de Santo Domingo, con una potencia instalada de 4,4 MW, será capaz de generar alrededor de 20 MWh diarios como promedio, en dependencia de la radiación solar.

Bermejal, el segundo emplazamiento

En la carretera a Corralillo, en Santo Domingo, justo en tierras de Bermejal, en un área situada a pocos metros de ese vial, que hasta hace poco estaba cubierta por el marabú, hombres de la Empresa Constructora Militar, acompañados de la técnica empleada para nivelar el terreno —camiones de volteo, retroexcavadoras y rodillos compactadores—, se encargan de acondicionar las terrazas que funcionarán como facilidades temporales.

El terreno rocoso obliga a realizar un mayor esfuerzo para proceder al soterrado de las conexiones eléctricas. (Foto: Ramón Barreras Valdés).

Hasta allí llegó el equipo de Vanguardia para conocer detalles de lo que sucede en el lugar seleccionado para levantar el segundo parque solar fotovoltaico de Santo Domingo, bajo el nombre de Bermejal, que tendrá una extensión de un kilómetro de largo por 400 metros de ancho, y una potencia instalada de 20 MW.

(Foto: Ramón Barreras Valdés)

Al momento de nuestra visita, el técnico en Servicios Topográficos, Santiago Lara Silverio, de la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas, de conjunto con otros especialistas, procedía al replanteo del terreno, para dar paso a las brigadas comprometidas con su ejecución.

Según datos aportados por la Oficina Nacional para el Uso Racional de la Energía (Onure) de Villa Clara, para la ejecución de los dos emplazamientos de Santo Domingo se tuvieron en cuenta estudios de factibilidad de la potencia fotovoltaica; mientras, están previstos otros proyectos en Sagua la Grande, Santa Clara, Placetas y Quemado Hilario, en fase de aprobación y búsqueda de financiamiento, lo cual, unido a empeños similares en varias provincias cubanas, permitirá, de manera paulatina, satisfacer parte de la demanda nacional.

Tanto La Criolla como Bermejal se suman a las aspiraciones del país de proceder, a corto plazo, al cambio de la matriz energética, con el empleo de las fuentes renovables de energía, como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un camino más rápido y seguro hacia la generación de electricidad, sin depender del combustible fósil.

Comentar