Sobre la conciencia humana y la culpa, el cuento premiado de Marvelys Marrero

La escritora, diseñadora y artista gráfica santaclareña Marvelys Marrero Fleites recibió el galardón de la décima edición del Premio «El Hilo y la Cuerda» 2024 con el cuento Recurrencia. El acto de entrega se realizó en la mañana de este jueves en la Sala Agesta de la sede de la Uneac de Villa Clara.

Compartir

Vanguardia - Villa Clara - Cuba
Marvelys Marrero recibió el premio El Hilo y la Cuerda 2024. (Foto: Francisnet Díaz Rondón)
Francisnet Dí­az Rondón
Francisnet Dí­az Rondón
186
30 Mayo 2024

Cuando a la escritora, diseñadora y artista gráfica santaclareña Marvelys Marrero Fleites le otorgaron el X Premio «El Hilo y la Cuerda» 2024 se sorprendió sobremanera. Apenas hacía unos días había escrito el cuento titulado Recurrencia, y lo entregó al concurso la víspera del vencimiento de la convocatoria, cuya premiación se realizó esta semana en la sede de la Uneac villaclareña. 

No obstante, sería injusto decir que el galardón fue producto del azar o pura suerte de la prolífera creadora, quien ya lleva un camino trazado dentro del mundo literario con no pocos reconocimientos en diversos concursos. Recurrencia cautivó al jurado desde la primera lectura. Según Marvelys ya llevaba en la mente las dos primeras oraciones de las que se desprendió el texto que escribió casi de un tirón. Lo considera un cuento muy simbólico pues trata, en esencia, de la conciencia del ser humano y la culpa. 

«Es un personaje narrado en primera persona que se ve atormentado todas las noches por un mismo sueño que se repite en el cual ha asesinado a alguien de una forma involuntaria y no puede resistir la culpa que tiene por haberle quitado la vida a alguien. Todo el tiempo le pide a Dios que, por favor, la ayude, la aleje de esa pesadilla para sentirse mejor y como no lo consigue se traza una estrategia en la realidad para cuando llegue el momento de dormir esa noche cambiar ese sueño», explica.

Argumenta la ganadora de la décima edición de El Hilo y la Cuerda, que hay varios niveles de realidad dentro del mismo cuento y llega un momento que el lector no logra delimitar lo real de lo soñado. Mas, lo más importante a lo largo de toda la narración es librarse de la culpa, de este cargo de conciencia, que el personaje metafóricamente lo traduce como un bloque de hielo que tiene en el estómago. A medida que empieza a pagar las condenas o el castigo por haber matado a alguien, ese bloque comienza a derretirse.

Recurrencia forma parte de un libro de cuentos en vía de terminación, el número once en su catálogo personal. Para Marvelys el proceso creativo se asemeja a una vocecita que le habla y dicta lo que el creador lleva en la mente.

La escritora santaclareña se perfiló como escritora en el taller Onelio Jorge Cardoso. (Foto: Francisnet Díaz Rondón) 

«Me contactó el editor Milho Montenegro quien se halla en un proyecto de hacer una antología del tema carcelario para incluir una obra mía. Yo tenía un minicuento, pero para una antología se necesita un texto más extenso y me acordé de la idea que tenía en mente y salió todo como un disparo», rememora.

Marvelys se perfiló como escritora en el taller literario Onelio Jorge Cardoso que dirigió el desaparecido escritor Eduardo Heras León. Además, desde hace alrededor de tres años conduce el espacio literario Abrir y cerrar los ojos, en homenaje al autor cabalaceño por lo que le resulta gratificante ganar el premio en un evento que evoca la memoria de El Cuentero Mayor.  

Comentar