Lanzadores perfectos

El zurdo artemiseño Geonel Gutiérrez protagonizó el pasado lunes 17 de abril tal vez la más grande hazaña de la presente serie nacional.

Compartir

 Geonel Gutiérrez, pitcher
Geonel Gutiérrez, protagonista de una de las grandes hazañas en el actual campeonato (Foto: Radio COCO)
Osvaldo Rojas Garay
Osvaldo Rojas Garay
447
23 Abril 2023

El zurdo artemiseño Geonel Gutiérrez protagonizó, el pasado lunes 17 de abril, tal vez la más grande hazaña de la presente serie nacional, al lograr frente a Industriales el segundo juego perfecto en la historia de los clásicos beisboleros cubanos organizados desde 1962. La proeza de Geonel fue ante Industriales, en un choque que se definió por súper KO (16 a 0) en cinco innings, pero en el béisbol cubano este hecho, al igual que el cero hit cero carreras, se acepta aunque no llegue a nueve entradas.

 Así que este desafío hay que tomarlo tan en serio como el de Maels Rodríguez contra Las Tunas, el 22 de diciembre de 1999, el único que había ocurrido hasta el momento. Vistiendo el traje del equipo Sancti Spíritus, el supersónico lanzador derecho, nacido el 15 de octubre de 1979, en la localidad de Cacique, municipio de Placetas, dominó a los 27 bateadores que enfrentó en el yayabero estadio «José Antonio Huelga».

Maels Rodríguez
Maels Rodríguez, autor del primer juego perfecto en nuestras series nacionales. (Foto: Tomada de Internet)

Haciendo gala de un control absoluto, Maels se mantuvo siempre por encima de sus rivales, los cuales solo pudieron conectarle tres fly a los jardines. El juego se mantuvo igualado a cero hasta que en el final del noveno los Gallos fabricaron la decisiva contra Jorge Ochoa.

En el mencionado episodio, con un out, Liusvani Meneses disparó sencillo al bosque derecho y Eduardo Rubalcaba lo imitó con cañonazo al jardín izquierdo. A continuación, Yunier Mendoza también se apuntó un indiscutible, pero Meneses fue enfriado en la goma por certero disparo del patrullero izquierdo Abeisy Pantoja.

Con la entrada a punto de mate vino un roletazo de Arrozarena por la antesala que se transformó en el hit de oro remolcador de la carrera que le dio la victoria a Sancti Spíritus y, de paso, le permitió a Maels marcar un hito en los campeonatos nacionales.

Con su juego perfecto Geonel Jiménez se convirtió en el sexto tirador que logra dos o más no hit no run en nuestros certámenes beisboleros, una relación que encabeza Juan Pérez Pérez con tres, uno más que Aquino Abreu, Rogelio García, Maels Rodríguez, Freddy Asiel Álvarez y el mencionado zurdo artemiseño. A continuación, les propongo recordar algunos hechos de este tipo.

Un Valle perfecto

Los que ya peinan canas seguramente recordarán el partido de estas características que rubricó Lázaro Valle frente a Corea del Sur en la IX Copa Intercontinental, efectuada en Puerto Rico, en agosto de 1989. Fidel envió un mensaje de reconocimiento en el que señaló: «Al compañero Lázaro Valle un fuerte abrazo por su destacada labor en el pitcheo y el logro de un juego perfecto, como el que había muchos años no se producía en eventos nacionales e internacionales».

Dentro y fuera del país

Lanzar un juego perfecto es una de las hazañas más difíciles en el béisbol; sin embargo, el 28 de julio de 1991 ocurrieron dos. Uno en el estadio Mártires de Cabaiguán, en ocasión de la Copa José Antonio Huelga, protagonizado por el guantanamero Osvaldo Duvergel frente a Perú, en un partido que finalizó por nocao en siete capítulos, 11 carreras a 0. El otro desafío de esa naturaleza lo tiró el nicaragüense Denis Martínez contra los Dodgers de los Ángeles, en las llamadas Grandes Ligas. El choque concluyó 2 carreras a 0.

Dos en menos de tres meses

El 4 de agosto de 2010, en el Mundial Universitario, con sede en varias ciudades japonesas, el guantanamero Dalier Hinojosa lanzó un juego perfecto contra Sri Lanka. El choque terminó con marcador de 14 carreras a 0 en siete entradas. Pasados más de dos meses, Hinojosa volvió a ser noticia, al rubricar otro juego perfecto, esta vez frente a Hong Kong, en partido correspondiente a la XVII Copa Intercontinental celebrada en Taipei de China. Los cubanos se impusieron 20 a 0, en cinco capítulos. Aun cuando los concretó ante combinados débiles, registrar dos juegos perfectos en tan poco tiempo es una hazaña.

Otros perfectos

En la pelota profesional mexicana Andrés Ayón y Diego Seguí también cristalizaron la hazaña, en campeonatos mundiales juveniles, Héctor Olivera González convertido después en un gran bateador materializó la proeza frente a Honduras en 1970 y cuatro años más tarde, Gerardo Hernández lo imitó en 1974 y en categorías inferiores Ángel Peña se apuntó uno en un campeonato mundial Sub 15.

Comentar

Alex Cor

Lunes, 24 Abril 2023 07:23

Deja mucho que desear considerar un juego como perfecto o un 0 jits 0 carreras antes de las nueve entradas, innumerables juegos han llegado a mas de 7 innings como tales y no se han logrado.