Para dibujar el futuro de Cuba

Este 4 de abril los pioneros y jóvenes cubanos celebran el aniversario de sus dos grandes organizaciones, seguros de ser llama rebelde, y consecuentes con su tiempo e historia.

Compartir

Vanguardia - Villa Clara - Cuba
(Foto: Ramón Barreras Valdés)
Claudia Yera Jaime
Claudia Yera Jaime
313
04 Abril 2024

Para dibujar el futuro de Cuba, juveniles manos se alzan. Tiempos turgentes las han fortalecido, las han hecho crecer y madurar. Aunque amigos y hermanos han puesto destino y felicidad en otros lares, muchísimos aún nos construimos aquí, con una pujanza tremenda.

En aras de sacar el mejor provecho a ese proyecto que llamamos vida, los
jóvenes que admiro forjan metas, sueñan, planean, aprenden, se arriesgan, asumen responsabilidades con entusiasmo, actitud y aptitud; arriesgadísimos siempre. Fuerza y osadía sobran para incidir en el quehacer económico, político, social y cultural de la nación. 

Unos apuestan por la cría animal y la diversificación agrícola, otros, desde el laboratorio desafían la ciencia; muchos salvan vidas en un quirófano, aplican la  milagrosa vacuna; en el aula edifican mejores hombres y mujeres, defienden fronteras, son cultura, goce, arte. Son jóvenes patria.

Desde su individualidad, cada uno mira la sociedad que le toca vivir y piensa cómo hacerla suya, cómo desterrar vetustos arquetipos e inventar su propia juventud. Estrategias y roles se metamorfosean; conocimientos, experiencias y voluntades se aúnan en una meta grupal de aspiraciones y prosperidad.

Mucho queda por hacer para lograr una participación más efectiva, constante y coherente con los tiempos de transformaciones que vive el país; pero a los jóvenes nada nos es imposible, transgresores e irreverentes tenemos estampada en nuestra fisonomía el ansia de superación, el optimismo y la bravura.

Escribió Graziella Pogolotti: «Fortalecer el diálogo con los jóvenes conduce a superar dificultades en el presente y a garantizar el porvenir. Ofrecer una carta de confianza, tender puentes hacia una relación constructiva, no implica “blandenguería” o dejación de principios irrenunciables. Hay que despejar la atmósfera de interferencias subjetivas».

¡Que cundan entonces las iniciativas para implicar, comprometer, gestionar oportunidades y que cada joven se convierta en protagonista de su propio y colectivo desarrollo!

Brindo por todos aquellos que han puesto su tiempo e ideas en función de
crecer como generación, sin quebrantar las bases que nos sustentan como cubanos. «Para llegar a “ser” vive empeñada una generación», exclamó Luis R. Saíz Montes de Oca, el 27 de abril de 1957, en relación a los jóvenes del centenario; una línea de continuidad nos sustenta en el mismo anhelo: ser, estar, vivir, crecer en esta Isla y defenderla.

Este 4 de abril los pioneros y jóvenes cubanos celebran el aniversario de sus dos grandes organizaciones, seguros de ser llama rebelde, y consecuentes con su tiempo e historia.

Comentar

Dacio

Sábado, 06 Abril 2024 17:26

Hay que tomar MEDIDAS URGENTES, para evitar el éxodo de nuestros jóvenes y profesionales hacia otros países, si no dentro de unos años seremos más los adultos mayores que los jóvenes.