La ciencia en función de la producción local de materiales de la construcción

Aplicar la inteligencia colectiva, la experiencia acumulada y la ciencia constituida fueron conceptos que predominaron en el encuentro.

Compartir

En los establecimientos de Plomac en Sagua la Chica y Manicaragua se producen ladrillos de barro.
En los establecimientos de Plomac en Sagua la Chica y Manicaragua se producen ladrillos de barro. (Foto: Tomada de Internet)
Narciso Fernández Ramí­rez
Narciso Fernández Ramí­rez
@narfernandez
589
20 Enero 2024

El 2024 no sólo será un año difícil, sino distinto en la producción local de materiales de la construcción, pues habrá reducciones aún mayores en el cemento y el acero disponible, lo que obligará a buscar alternativas para no parar los programas priorizados de la Vivienda y otros, y exigirá un mejor empleo de la ciencia y la innovación.

Así quedó evidenciado en un encuentro realizado en la mañana de este sábado, en la sede del Gobierno Provincial de Villa Clara, con la presencia de Manuel Tomás Vázquez Enríquez, director nacional de Producción Local y Venta de Materiales de la Construcción; Noel Chinea Pérez, coordinador de Programas y Objetivos; directivos del Micons, Vivienda, Plomac, Viclar, la Geominera del Centro, Provari, y representantes del Ministerio de Educación.

También estuvieron presentes los nuevos actores económicos y, de manera especial, dos de los más renombrados científicos de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, Fernando Martirena Hernández, Doctor en Ciencias y director del Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales (Cidem), y el máster Pedro Seijo Pérez, quien fungiera durante años como codirector del proyecto Hábitat 2.

Encuentro sobre la aplicación de la ciencia en la fabricación de materiales de la construcción.
(Foto: Narciso Fernández Ramírez)

Resultó un encuentro calificado de muy provechoso por Vázquez Enríquez, superior a las expectativas iniciales, pues allí se dieron a conocer alternativas viables para suplir la carencia de cemento. Un ejemplo es el empleo del mortero elaborado a base de cal, experiencia expuesta por Carlos Manuel Fariñas, de la mipyme Ingeniomat, y por Jesús Fanjul, de Construcciones DS, que ha tenido una excelente aceptación donde ha sido empleado; además del ladrillo de barro, como sustituto del bloque de hormigón.

Aplicar la inteligencia colectiva, la experiencia acumulada y la ciencia constituida fueron conceptos que predominaron en el debate, que tuvo como colofón una pormenorizada explicación del Dr. C. Fernando Martirena Hernández, quien afirmó que existen alternativas para salir adelante, algunas empleadas en los años 90 del pasado siglo durante el denominado período especial, y otras propias del momento actual.

Hoy la situación es diferente, afirmó el reconocido investigador, y a nuestro favor está la diversificación de actores económicos, con el sector no estatal a la vanguardia de los procesos de innovación y con una vocación social que lo distinguen de otros emprendedores privados del mundo, y existen, a diferencia de aquellos años del pasado siglo, mecanismos para un mejor control de la calidad.

Martirena Hernández llamó a evitar las improvisaciones y explicó al detalle las maneras de elaborar un mortero a base de cal de una mayor calidad con el uso de la arcilla calcinada como extensor; al tiempo que sugirió buscar alternativas para producir áridos en todos los municipios, cuidar la tecnología existente y fortalecer los vínculos con la propia Universidad Central y sus centros científicos.

Entre las ideas expuestas en el taller estuvo la de realizar un evento científico donde se expongan las mejores experiencias del país en la producción local de materiales de la construcción, con sede acá en Villa Clara, provincia a la vanguardia  en el país y con un aval científico de primer nivel.

Comentar