Universidad Médica de Villa Clara se extiende a la comunidad

Varias acciones desarrollan estudiantes y docentes, enfocadas a la transformación de las comunidades y a la salud de la población.

Compartir

Estudiantes de Ciencias Médicas atendiendo a la población en una comunidad.
El vínculo con las comunidades y las acciones de asistencia demuestra que la UCM sale de sus instalaciones. (Foto: Ricardo R. González)
Ricardo R. González
Ricardo R. González
@riciber91
76
15 Mayo 2024

Si algo ha tenido la Universidad Médica villaclareña en su accionar es que su universo no solo se circunscribe al mundo de la docencia, la asistencia en sus áreas, el aprendizaje estudiantil, la investigación y las prácticas de laboratorio, porque, tradicionalmente, ha salido de sus muros y llega a comunidades villaclareñas.

Y no es en busca de avales ahora que esperan la acreditación institucional, del 20 al 24 de mayo, ya que desde hace años desarrollan su proyección en beneficio poblacional.

Lo sabe la máster Cándida Rosa Orizondo Crespo, al frente de la variable del impacto económico social, que expresa el liderazgo universitario en el cumplimiento de la formación de pregrado, postgrado, investigaciones, y en la extensión universitaria en estrecho vínculo con las colectividades internas y externas, hecho reconocido por las diferentes instancias.

Máster Cándida Orizondo Crespo.
La máster Cándida Orizondo Crespo (en primer plano) se refiere a la variable del impacto económico social en la Universidad Médica villaclareña, uno de los indicadores que medirá la Junta de Acreditación Nacional (JAN) para determinar la excelencia a nivel institucional. (Foto: Ricardo R. González)

«Las cátedras multidisciplinarias tienen proyectos de investigaciones que marcan su enfoque comunitario. Profesores y estudiantes trabajan para la transformación de las comunidades, y en este sentido identifican las debilidades de estas, pero a la vez se apoyan en sus fortalezas con vistas a garantizar mayor calidad de vida».

Todo es parte de la labor formativa y de impacto en las funciones que realiza la Universidad. Recordar sus huellas destacables en las acciones conjuntas de docentes, trabajadores y educandos cuando la COVID-19 impuso hacer una pausa en el ejercicio cotidiano para demostrar valores de consagración, compromisos y responsabilidad dirigidos a la población villaclareña con la participación de las unidades radicadas en otros municipios, como la Facultad de Medicina en Sagua la Grande y su proyección hacia el poblado de costero de Isabela.

Mas fue solo un capítulo porque está inscrito el accionar sistemático con el consejo popular Sakenaf-Caracatey, de la capital provincial, cuyo trabajo inscribe válidas lecciones encaminadas a la salud de la población, unido a las estructuras de la FMC, los CDR, sus delegados del Poder Popular y el presidente del Consejo Popular.

En el abanico de acciones, la máster Orizondo Crespo hace referencia al proyecto denominado Arte y Parte, en alianza con la sectorial de Cultura de Santa Clara.

«Se trata de un trabajo dirigido a los diferentes grupos de edades en el que se reservan espacios para los niños, la población adulta y los abuelos con el propósito de garantizar más años a la vida hacia el logro de comunidades saludables, a lo que se inserta también el proyecto COSAF (Comunidad, Salud y Futuro) como contribuciones modestas de nuestra Universidad Médica a influir con buenas prácticas en el equilibrio de la existencia humana».

Comentar