Humo y ruidos, temas priorizados para el Centro Meteorológico de Villa Clara

Dos temas analizados en el Consejo Técnico Asesor de la entidad.

Compartir

Vanguardia - Villa Clara - Cuba
Se sigue con detenimiento la problemática del humo en Santa Clara atribuido a varios factores, al decir del Dr. Guillermo Saura González, director del CMP. (Foto: Ricardo R. González)
Ricardo R. González
Ricardo R. González
@riciber91
114
03 Junio 2024

Dos temáticas que acaparan marcados malestares poblacionales y numerosas quejas resultan también de interés para el Centro Meteorológico Provincial (CMP), insertado a los múltiples organismos llamados a ejecutar sus acciones.

La sesión del Consejo Técnico Asesor (CTA) de la entidad examinó el Proyecto Humo, en fase de ejecución, y de acuerdo con lo expresado por el Dr. Guillermo Saura González, director de la institución, se crearon grupos de trabajo para la implementación y emisión de alertas tempranas por parte de varios organismos.

Temas medulares centraron el análisis del Consejo Técnico Asesor del Centro Meteorológico Provincial. (Foto: Ricardo R. González)

Además del CMP, figuran la subdelegación de Medio Ambiente del Citma, la Oficina de Regulación y Seguridad Ambiental (ORSA), Servicios Comunales, la PNR y el Sistema de Guardabosques, entre otros.

En el análisis quedó claro que si bien el Vertedero Municipal de Santa Clara tiene su cuota de responsabilidad, no es el único causante del problema. También influyen los incendios que ocurren en las cercanías de las malezas próximas a las carreteras, los procederes de la torrefactora, las instalaciones con calderas de vapor, y los recurrentes incendios forestales que incrementan cada día en las estadísticas a causa de la prolongada sequía y las negligencias humanas.

La proliferación de incendios forestales se inserta a la presencia de humo sobre la ciudad. (Foto: Ricardo R. González)

En este sentido, Saura González precisó que se han ofrecido pronósticos sobre la peligrosidad de incendios forestales y sus posibles focos en la provincia, e incluso está prevista la detección por satélites de los focos de incendios para emitir alertas tempranas, al tiempo que perfeccionan el proyecto a fin de evitar errores.

La «epidemia» de los ruidos

Pudiera resultar algo habitual y hasta común, pero adentrarse en las complicaciones derivadas de los diferentes ruidos y sus impactos declina toda superficialidad.

Por ello la Dra. Yami Castro Conrado, especialista en Meteorología y experta en clima urbano, trabaja en su proyecto vinculado a los efectos del ruido urbano en la salud, con énfasis en la capital provincial.

Pormenorizado e importante el estudio que realiza la Dra. Yami Castro Conrado relacionado con los efectos del ruido urbano en la salud. (Foto: Ricardo R. González)

Constituye una investigación prolongada y multifactorial a partir de que el fenómeno y sus consecuencias sobre la calidad de vida resultan cada vez más generalizados.

«Existen antecedentes de otros estudios que indican el interés demostrado sobre el tema en las dos últimas décadas debido a los daños provocados por el ruido en las personas».

El estudio abarcará su tiempo, pero en esta primera fase se pueden mencionar las consecuencias fisiológicas como: la pérdida de audición, los trastornos del sueño que interfieren el descanso y la relajación, las alteraciones cardiovasculares y psicológicas con la reducción del rendimiento y su influencia en la concentración y el aprendizaje, la irritabilidad y las secuelas sobre el comportamiento social.

Para la especialista: «las ciudades son contenedoras de las principales fuentes de ruido urbano, como el tránsito automotor, ferroviario y aéreo, la construcción de edificios y obras públicas. Otros ruidos pueden ser provenientes de locales, tales como restaurantes, cafeterías, discotecas y mercados, entre otros, pero no excluyamos los decibeles de la música en vivo o grabada; las competencias deportivas (deportes motorizados), áreas de juegos, estacionamientos, entre una amplia gama de situaciones».

La mirada de la Dra. Castro Conrado va más allá. Sabe que a partir del conocimiento de la ciudad y las manifestaciones de salud predominantes pudiera influir en la toma de acciones para limitar y controlar el ruido ambiental en el entorno urbano.

Cada resultado está apoyado por las legislaturas actuales vinculadas al Medio Ambiente, y debe quedar claro que esta investigación no constituye un patrimonio unilateral del Citma porque están involucrados múltiples instituciones y organismos, por lo que demanda la contribución y colaboración de todos.

Entre las pretensiones aparece el trabajo inicial en zonas citadinas para luego extenderse a empresas y otros objetivos.

El propósito es amplio y vale la pena continuarlo; sin embargo, el control del ruido ambiental se ha limitado por la falta de equipos e instrumentos encargados de realizar dichos estudios que al relacionarse con los efectos provocados en personas afectadas podría proporcionar mayor conocimiento sobre el tema.

Independientemente de los objetivos específicos del proyecto en torno a la salud no se descuida lo relacionado con el ordenamiento urbano.

Otros asuntos

La sesión del CTA del Centro Meteorológico, conducida por la subdirectora técnica, Ismabel María Domínguez Hurtado, incluyó otros temas referidos a las estrategias de eventos científicos para lo que resta de 2024 e incluyó los del año venidero.

Y sirvió para que el máster Amaury Machado Montes de Oca, jefe del Grupo de Pronósticos del CMP, ofreciera una panorámica de su reciente participación en el certamen de Meteorología Marina, concluido recientemente en Cuba con la participación de los especialistas de cada provincia que representan los estudios marinos en el país.

El master Amaury Machado Montes de Oca ofreció detalles del encuentro de Meteorología Marina, concluido recientemente en Cuba. (Foto: Ricardo R. González)

«Se trata de la capacitación necesaria ante el protocolo de las variables meteorológicas y oceanográficas destinadas al estudio de las inundaciones costeras en el contexto del cambio climático y sus peligros.

El programa adicionó el adiestramiento en los diferentes equipamientos oceanográficos del proyecto internacional Mi costa, dirigido al fortalecimiento de la resiliencia costera al cambio climático a lo largo de 1 300 km de la costa sur, mediante la reducción de los principales impulsores de vulnerabilidad de los ecosistemas y de 24 comunidades costeras.

Según sus patrocinadores, para lograrlo se restaurarán las funciones de los ecosistemas, así como el fortalecimiento de la capacidad de adaptación en las comunidades locales.

Comentar