Pensar la infancia, con el corazón feliz

Desde ayer y hasta el 2 de junio se desarrolla el quinto Encuentro Internacional de Artes para las Infancias Corazón Feliz.

Compartir

Encuentro Internacional de Artes para la infancia.
(Tomada de Granma)
Tomado de Granma
149
30 Mayo 2024

 «Soñar es fundamental para ascender en la vida. Si uno no idealiza, evoca e imagina un mundo mejor, nunca va a existir». Con estas palabras, Rubén Darío Salazar, quien se autodenomina un «utópico plus», dio inicio al evento teórico Pensar la infancia con el corazón que, a su vez, fue la actividad inaugural del quinto Encuentro Internacional de Artes para las Infancias Corazón Feliz.

El encuentro se realizó en la sala Teresita Fernández, de la Casa Corazón Feliz, ubicada en La Habana Vieja, que será inaugurada de forma oficial este viernes, con una actividad especial en saludo al 1ro. de junio, Día Internacional de la Infancia.

El espacio abordó, desde varias experiencias, la relación de las artes y las infancias.  Entre otras, se produjo la presentación de una línea de juguetes que aplica el innovador método educativo Neuropoint, en función de estimular y enriquecer el potencial e inteligencia de los niños y las niñas en las edades tempranas.

También fue presentado el dvd Sueños diminutos, que consta de 12 temas interpretados por jóvenes cantautores pertenecientes al catálogo de la disquera Bis Music, en colaboración con el Coro Diminuto, dirigido por la maestra Carmen Rosa López, y el apoyo de la Unicef.

El público pudo conocer sobre la labor que realiza el proyecto sin fines de lucro La vía láctea, que lleva arte y alegrías a círculos infantiles de la capital.

Entre los invitados internacionales, la cantante argentino-mexicana Mariana Mallol ofreció consejos sobre cómo componer música para la infancia utilizando materiales sencillos.

Asimismo, el fundador y director artístico del Teatro Infantil Latino, Teatro sea, Manuel Morán, de Puerto Rico–Estados Unidos, presentó una ponencia acerca de la biculturalidad en las comunidades de niños inmigrantes en Estados Unidos, y cómo el proyecto El avión The Airplane ha contribuido a fortalecer la autoestima, para que se sientan orgullosos de sus orígenes y celebrar la diversidad cultural.

El festejo está dedicado a la protección del medioambiente, al teatro de títeres y a la creación musical para niños y niñas, de Silvio Rodríguez.

Comentar